Calificación:
  • 1 voto(s) - 1 Media
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
La compra de FOX por parte de Disney
#1
Video 
[Imagen: 201711713232_1.jpg]

Aunque actualmente toda negociación se ha detenido, Walt Disney Company sostuvo conversaciones con la 21st Century Fox con vías a una posible adquisición de la cadena propiedad de Rupert Murdoch, de acuerdo con portales, los cuales aseguraron que la compra incluiría todos las películas de la 20th Century Fox, así como las series de los canales FOX, FX y National Geographic.

De acuerdo con CNBC, en aras de no violar leyes antimonopolio, el consorcio de Murdoch conservaría el Fox News Channel, estaciones locales y la programación deportiva en los canales FOX Sports. Tampoco se incluyera el canal de televisión abierta FOX, ya que Disney es propietaria del canal de televisión abierta ABC, y no puede ser propietaria de dos canales de televisión abierta nacional, pero si podría comprar los canales FX y NatGeo, ya que son de televisión de paga.

El presidente ejecutivo de 21st Century Fox, Lachlan Murdoch, se negó a comentar sobre reportes de que la empresa mantuvo conversaciones para vender activos a Walt Disney, pero dijo que el negocio de cine y televisión construido por su padre Rupert está bien posicionado en un entorno difícil para las compañías de medios.

"Fox tiene la escala requerida para continuar ejecutando nuestra estrategia de crecimiento y entregar mayores rendimientos a los accionistas", dijo Murdoch el miércoles en una llamada con inversionistas, después de que la compañía informara ventas trimestrales que superaron las estimaciones de los analistas.

Una de los que ha mostrado su preocupación ante la eventual fusión, ha sido el actor Ryan Reynolds, quien da vida al antihéroe Deadpool.

La cinta de 2016 fue una coproducción entre Fox y Marvel y distribuida también por la cadena de Murdoch. Por ello, el actor recurrió a su cuenta de Twitter para preguntar a sus fans si la posible transacción afectaría a su personaje, desatando las respuestas de sus seguidores.

Las noticias plantearon preguntas sobre hacia dónde planean los Murdoch, que tienen casi el 40 por ciento del poder de voto en Fox, llevar a la compañía. Actualmente están tratando de comprar la participación que aún no tiene en Sky, para convertirla en una subsidiaria de propiedad absoluta de Fox, aunque el acuerdo se ha visto frenado por el escrutinio regulatorio en el Reino Unido.

La continua fortaleza de las noticias y los deportes puede explicar por qué esos negocios no estuvieron sobre la mesa cuando Fox discutió la venta de activos con Disney. El estudio de cine de Fox está en un punto más difícil y sería más fácil separarse de este.

Las ganancias en la división de televisión abierta de Fox, que tentativamente tampoco se hubiera incluido en el acuerdo de Disney, cayeron 36 por ciento debido a los mayores costos de la programación deportiva, aunque los deportes ayudaron a generar un crecimiento en los ingresos publicitarios.

Los seguidores de los superhéroes están divididos, por un lado están los que consideran que esto podría mejorar mucho el Marvel Cinematic Universe (MCU) al permitir la inclusión de nuevos personajes en sus tramas haciendo su futuro mucho más épico y más conectado con los cómics.

Por otro lado están los que creen que Fox ha cometido errores (la última de Cuatro fantásticos es buena prueba de ello) pero también aciertos como Deadpool o Logan, y este cambio de universo podría ser clave en su futuro.

El último en pronunciarse públicamente al respecto de esta negociación ha sido Rob Liefeld, creador de Deadpool. El escritor de cómics está muy contento por como Tim Miller primero y David Leitch después, están adaptando su historia a la gran pantalla con un Ryan Reynolds de sobresaliente. Por ello ha decidido publicar en Instagram una misiva en la que le pide a Fox que espere, en concreto que espere hasta el estreno de la secuela de Deadpool.

"Querido Rupert (Hola James. Hola Lachlan)
Es tu amigo Rob. Espera antes de avanzar con esto hasta que se estrene “Deadpool 2” y consiga un billón. Y a “X-Force”.
Esta es tu franquicia “Star Wars” y solo has rascado la superficie de ella. Todo el mundo de la industria ha estallado. ¡Espera a ver cómo ese número aumenta!
Lo mejor,
Rob Liefeld"

Está claro que la unión de ambos estudios perjudicará muchos proyectos ya en curso al tiempo que creará otros nuevos, es decir, sí el universo de Fox, tal y como lo conocemos, cambiará y es que su tono y narración no tienen nada que ver con Disney, pero el MCU podrá contar con nuevos personajes.

Muchos temen que de darse la unión, no sólo Disney buscaría darle un reboot a toda la franquicia X-Men y Cuatro Fantasticos en el cine y televisión para integrarlos al MCU, también cancelaría proyectos que no sean acordes a su modelo de negocios, y tomando en cuenta la nueva dirección que se le está dando a la franquicia X-Men, con filmes y series como Deadpool, Logan, Legion, The Gifted, The New Mutants, etc. sería una verdadera lástima que fueran desechados, a pesar de ser elogiados por la crítica y la audiencia.

En el mundo de Disney todo tiene que ser apto para todo público, para que sea altamente comercial, nunca cabido lugar para la comedia ácida, incluso para el cine y televisión de sci fi horror, terror, erotismo, para un público maduro, y es precisamente en todos estos géneros en los que se ha distinguido Fox.

Por lo que series como American Horror Story, American Crime Story, The Exorcist, The Americans, Family Guy, American Dad, incluso grandes franquicias del cine y televisión como The X-Files, The Simpsons, Alien, Predator, etc. todas corren el riesgo de ser canceladas o peor aún diluidas y rebajadas bajo los estandares de Disney.

Esta decisión ha generado mucha polémica, y como bien expresa Liefeld, muchos son los que ya han rechazado esta unión señalando que los monopolios no son buenos, y mucho menos para una industria como esta tan competitiva y plagada de polémica y películas.
Si te gusta este aporte, suscribete al tema, interactua y comenta, ponle estrellas al tema
Responder
#2
Lleva semanas rumoreándose que Disney estaba interesada en la rama de entretenimiento de Fox, y parece que el trato entre ambas empresas está a punto de cerrarse. Según aseguran fuentes internas de CNBC, Walt Disney Co. y 21st Century Fox están a punto de cerrar la operación, y todos los datos se harán oficiales la semana que viene.

Según estas fuentes, el valor de los activos de Fox que va a adquirir Disney según el acuerdo que están negociando se estima que será de más de 60 mil millones de dólares. Sin embargo, aparte de esta cifra y de que el acuerdo parece estar al caer no hay más información.

Desde inicios de este 2017, Fox ha estado replanteando su estrategia para centrarse en el segmento informativo y de deportes, por lo que desde el principio se consideraba ideal para ellos que Disney pudiera estar interesada en su rama de entretenimiento para convertirse en todo un monstruo de los medios.

Según las primeras informaciones cuando se habló por primera vez de estas negociaciones hace unas semanas, en el acuerdo entrarían canales como FX, National Geographic, Star (India), Sky (Reino Unido), así como algunas licencias cinematográficas de Marvel que no son propiedad de Marvel Studios.

El mismo Stan Lee había confirmado ya que estaba participando en la estrategia de Marvel Studios, propiedad de Disney, para recuperar los derechos cinematográficos de personajes como X-Men y Fantastic Four. De esta manera, si la compra se cierra como se está informando este plan se convertiría en una realidad y Marvel recuperaría el control de estas franquicias.

En cualquier caso, recordamos que estas nuevas informaciones se las han dado a CNBC fuentes internas y que no hay ningún tipo de información oficial. Por lo tanto estamos ante unos rumores que en el mejor de los casos serán confirmados o no durante los próximos días.

La fusión de ambas empresas, los convertirían en un gigante en la industria del entretenimiento, al punto de opacar incluso dictar sobre otros estudios como Universal o Paramount, ni que decir que servicios como Netflix, HBO, Claro Video, sin duda se verán afectados.

Por ejemplo los planes del streaming de Disney pudieran cambiar, incluso agilizarse radicalmente con la fusión, ya que en este momento Disney y Fox son propietarios del 30% de Hulu, la fusión le daría el 60% del control sobre el streaming. Por otra parte Fox tiene servicios premium y streaming implementados en Latinoamerica, que serian una base solida para los planes del streaming de Disney en nuestra región.
Si te gusta este aporte, suscribete al tema, interactua y comenta, ponle estrellas al tema
Responder
#3
Hasta hace poco, muchos considerarían improbable que Rupert Murdoch vendiera alguna de las ‘joyas de la corona’ en su imperio mediático. Ahora parece muy posible.

Según David Faber de CNBC, 21st Century Fox y Walt Disney están en conversaciones avanzadas sobre la venta de muchos de los activos de entretenimiento de Fox, incluyendo el estudio de cine 20th Century Fox, la cadena de cable FX, los canales deportivos regionales de Fox, junto con su participación en el servicio de streaming Hulu y el negocio de televisión de pago Sky UK.

El valor empresarial de los activos que podrían ser parte del acuerdo es de US$ 60,000 millones. Bajo los términos de la transacción basada en acciones, Fox retendría Fox News (canal de noticias por cable) y Fox Business, que está demostrando ser un competidor formidable para CNBC, entre otras cosas.

Dado el inesperado obstáculo que los reguladores antimonopolio pusieron al acuerdo de AT&T-Time Warner, vender activos a Disney parece ser el camino más seguro para Fox y la familia Murdoch.

Las sinergias de combinar Walt Disney y los negocios de estudio de televisión y cine de Fox (Pixar, Marvel, LucasFilms, 20th Century Fox y Fox Searchlight) serían profundas. Las empresas son aproximadamente del mismo tamaño. El negocio de Disney Studio Entertainment generó US$ 8,380 millones en ingresos en el 2016 con una utilidad operativa de US$ 1,740 millones. En el año fiscal que finalizó el 30 de junio, la división de entretenimiento cinematográfico de Fox obtuvo ventas por toma de ganancias de US$ 8,230 millones, excluyendo algunos costos (OIBDA) de US$ 894 millones.

Laura Martin de Needham y otros analistas han argumentado que al negocio de películas y TV de Fox le iría mejor bajo el control de Disney dado su bajo rendimiento. Según BoxOffice Mojo, los estudios Buena Vista de Disney tienen alrededor del 18% de participación en la taquilla estadounidense, ocupando el segundo lugar detrás de Warner Bros. de Time Warner. 20th Century Fox Studios es cuarto con un 12.3%.

Aunque Fox es mejor conocida por series que aparecen en su canal como "The Simpsons", también produce exitosos shows para otros canales, incluyendo "This Is Us" de NBC, "Fresh of the Boat" de ABC y “Life In Pieces” de CBS. Las propiedades de Fox encajarían con el servicio de transmisión directa al consumidor de Disney que se lanzará en el 2019.

Agregar la docena de redes deportivas regionales de Fox le dará a ESPN de Disney, que está perdiendo suscriptores, un necesario impulso, particularmente porque Wall Street continúa enfocándose en el declive de esta temporada en los ratings de la NFL. El autoproclamado "Líder mundial en deportes" obtiene US$ 1,900 millones anuales por los derechos de transmisión de "Monday Night Football", el mayor monto de cualquier canal.

Los canales de Fox tienen algunos lucrativos derechos de transmisión para los Yankees de Nueva York y otros equipos, lo que debería ayudar a evitar que algunos fanáticos "corten el cable". El momento para ESPN no podría ser mejor ya que el servicio directo al consumidor (con publicidad) de ESPN se lanzará a principios del próximo año.

Fox no cree que pueda competir con los rivales de gasto ilimitado que se están volcando al negocio del entretenimiento en vídeo, como Netflix, que planea gastar US$ 8,000 millones en el 2018 en programación original. Amazon es un holgazán comparado con Netflix, con un plan de gastos de US$ 4,500 millones, mientras que el presupuesto de Apple es de alrededor de US$ 1,000 millones. Es difícil saber si esta es una decisión correcta o no.

Sin embargo esta fusión les dará más control a Disney sobre la industria, influyendo y afectando a los demás estudios. Al hacerse del porcentaje de Fox, Disney obtendría el 60% del streaming Hulu, tomando control sobre el mismo, al punto de imponer sus condiciones en prejuicio de los demás socios y participantes del servicio.

Algunos analistas creen que de darse la fusión, Disney eventualmente convertirá a Hulu en su streaming personal, incluso antes del 2019. Más aún Disney pudiera aplicar sus actuales políticas sobre la disponibilidad del contenido de Fox en formatos físicos y digitales, e imponer que ciertas películas y series de Fox ya no se distribuyan en Blu-ray o descargas digitales y solo a través de su streaming.

Aunque los críticos han declarado que vivimos en una "Edad de Oro de la Televisión", las personas han manifestado argumentos similares sobre las publicaciones en Internet durante años. Hoy en día, muchos productores premium tienen dificultades para atraer anunciantes debido a un exceso de contenido. Mientras Netflix continúe superando las altas expectativas de Wall Street, los inversores no sostendrán los mismos argumentos acerca de los programas de vídeo.

Finalmente, unir fuerzas con Disney podría allanar el camino para que James, el hijo de Rupert Murdoch, asuma el cargo de CEO de The Walt Disney Company una vez que el actual líder de la compañía, Bob Iger, dé un paso al costado en el 2019. Según el Financial Times, es probable que James Murdoch, de 44 años, asuma un "rol de ejecutivo sénior en Disney si se acuerda una venta".

Según otros medios de prensa, James Murdoch es un entusiasta patrocinador del acuerdo de Disney. Aunque hubo peleas entre los Murdoch en el pasado, las fuentes dijeron que la posible partida de James Murdoch hacia Disney sería amistosa. Tan pronto como la tinta se seque en el acuerdo de Disney, una de las primeras cosas que los Murdochs probablemente harán es fusionar lo que queda de Fox con sus activos de publicación News Corp., incluido The Wall Street Journal, deshaciendo su división del 2013.
Si te gusta este aporte, suscribete al tema, interactua y comenta, ponle estrellas al tema
Responder
#4
El Monopolio de la Industria del Entretenimiento ha comenzado...

Rupert Murdoch vende la mayor parte de su imperio a Mickey Mouse. A sus 86 años, el empresario que más ha influido en el mundo de los medios de comunicación - y a quien muchos le atribuyen haber puesto en la Casa Blanca a Donald Trump y a George W. Bush, así como la victoria del Brexit en el referéndum de 2016 - ha vendido una parte de sus activos audiovisuales a Disney por un precio de 52.400 millones de dólares.

La operación que se ha cerrado hoy incluye la compra por Disney del estudio de Hollywood Twentieth Century Fox, varios canales de televisión por cable de USA como FX y National Geographic Television, el 30% del servicio de suscripción de vídeos por internet Hulu y el 39% del gigante de la televisión por satélite europea Sky TV, así como canales y servicios de TV de paga en Latinoamerica

La compra de Fox amenaza la supervivencia de Hulu, sobre todo porque Disney está preparando su propia plataforma de streaming que competirá directamente con Netflix, Amazon o HBO, quienes hasta ahora dominaban el mercado. El catálogo de Disney para esa nueva plataforma televisiva crecera de forma notable, y este gigante que ha ido realizando adquisiciones cada vez más importantes (Pixar, MarvelLucasFilms) se postula como uno de los grandes protagonistas del segmento del streaming.

Además como consecuencia de una posición monopolizadora, podría verse la ausencia de parte del contenido de Disney, y ahora también de Fox, en formatos fisicos y digitales, en aras de favorecer su controlada distribución exclusiva a través de su propia plataforma de streaming, por la cual dado su posición prevalente, también podría imponer un sobrevalorado precio.

Disney es conocida por artificialmente crear escasez y sobrepreciar su contenido, al permitir la distribución y comercialización de sus películas y series por tiempo, regiones y cantidades limitadas, para después retirarlas del mercado a lo que coloquialmente han llamado "regresarlas a la boveda de Disney". Ahora podríamos ver las producciones de Fox bajo la misma situación.

Twenty-First Century Fox mantendrá la cadena financiera Fox Business, la de deportes Fox Sports y, sobre todo, la de noticias Fox News, la más vista de su sector en USA, y también la más controvertida, por su claro apoyo al Partido Republicano, lo que ha incluido defender la tesis de que Barack Obama nació en Kenia.

En 2000, Fox News dio virtualmente la presidencia a George W. Bush al declararle ganador en las elecciones cuando el recuento de votos en Florida todavía no había acabado. El anuncio por Fox hizo que el resto de las televisiones replicaran la noticia, y que el candidato demócrata Al Gore declarase su derrota. Posteriormente, fue necesaria una decisión del Tribunal Supremo para prohibir los recuentos de votos y dar la razón a Bush y a Fox

La venta de esos activos por 52.400 millones de dólares (incluyendo deuda) ha causado sorpresa en Wall Street, donde se considera que Murdoch podría haber alcanzado un precio mejor. En la actualidad, Twenty-First Century Fox vale, en total, 75.000 millones de dólares.

El objetivo de Disney es reforzar su posición frente a la llegada de competidores online, fundamentalmente Netflix y Amazon Prime, a los que en la actualidad se está sumando Apple. Se trata de una integración horizontal para resistir a los gigantes de Internet. Es justo lo contrario que la integración vertical en la que compañías de distribución están adquiriendo a otras de generación de contenidos.

Murdoch partió su imperio en dos en 2014. Por un lado está Twenty-First Century Fox, la empresa que tiene sus activos audiovisuales. Por otro, News Corporation, en cuyo consejo de administración se sienta José María Aznar, y en la que están los periódicos y revistas (como The Wall Street Journal y Barron's en Estados Unidos, y el Times y el Sun en Reino Unido) y el gigante del mundo editorial HarperCollins.

La venta, que solo afecta a la primera de esas empresas, se llevará a cabo por medio de un intercambio de acciones, tras el cual los accionistas de Twenty-First Century Fox tendrán en torno al 25% del capital de la nueva Disney. Es de prever que la mayor parte de ese 25% sea controlado por Murdoch y los hijos de su segundo matrimonio, que tienen acciones con muchos más derechos de voto en la empresa y, por tanto, les permiten controlarla como si fuera suya.

Murdoch quería deshacerse de estos activos en parte porque, a sus 86 años y recién casado por cuarta vez, ahora con la ex del Rolling Stone Mick Jagger, Jerry Hall (que es 24 años más joven), no tenía clara la estrategia en una época en la que los gigantes audiovisuales están bajo el asalto de los nuevos operadores de Internet. A eso se suman las tensiones de los hijos varones de su segundo matrimonio, Lachlan y James, que se han alternado en la última década como herederos del patriarca.

Lachlan, el hijo mayor de Murdoch, de 46 años, era copresidente, con su padre, de Twenty-First Century Fox, mientras que James, de 44 años de edad, era el consejero delegado. Y quien de verdad mandaba era Lachlan, eso sí, cuando su padre le deja. En un primer momento, fueron Rupert y James quienes defendieron la venta, frente a la oposición de Lachlan. El objetivo de los Murdoch era que James se convirtiera en presidente de la nueva Disney cuando la persona que actualmente ocupa el cargo, Bob Iger, se jubilara en 2019 e hiciera lo que muchos dicen que es su sueño: entrar en política.

Ese plan saltó por los aires cuando Iger declaró que había extendido su contrato al frente de Disney más allá de 2020, lo que dejaría a James Murdoch como un alto directivo y un gran accionista en la nueva empresa. Pero no sería presidente ni consejero delegado y, además, vendría de la empresa adquirida, lo cual no es la mejor tarjeta de presentación en estos casos.

Por esa razón, en los últimos días se ha especulado con la posibilidad de que James se lleve unos pocos miles de millones y lance una empresa por su cuenta. Por su parte, Lachlan continuaría como copresidente de lo que queda de Twenty-First Century Fox. De nuevo, si le deja su padre, porque Murdoch dirige personalmente Fox News, y una de las razones de la venta es que quiere dedicarse a lo que de verdad le gusta: las noticias (Fox News) y los periódicos.

Otra cosa es que la fusión funcione. La propia Disney ha visto cómo su cotización en Bolsa era machacada por la caída de la audiencia de una de sus 'vacas lecheras', la cadena de deportes ESPN, debido a que la gente no se suscribe ya al cable para ver los partidos de fútbol americano, béisbol, o baloncesto, sino que se conecta a Internet. A eso se suma el hecho de que los reguladores podrían exigir que la nueva Disney venda parte de sus activos, precisamente, en el sector de la información deportiva.

Lamentablemente la mayoría de la gente le ha importado poco lo ocurrido, solo les ha interesado una cosa, que ahora la franquicia de los X-Men regresarían a Marvel, y los potenciales crossover con los Avengers. Los Cuatro Fantasticos no se incluyen en la compra, ya que los derechos no son propiedad de Fox, sino de Constantin Films. Sin embargo la gente aún no ha observado las potenciales consecuencias de la compra.

Desde que Disney se deshizo de Miramax y Dimension Films, prácticamente se ha enfocado en producir y distribuir al año, menos de una decena de películas animadas y temáticas inspiradas en superheroes y cuentos de hadas, con una que otra comedia o drama ligero aptos para todo público, olvidándose de adquirir, producir o distribuir cine de arte, internacional, independiente, y de géneros adultos como el horror o suspenso, mientras que Fox ha sido más participe en ello, especialmente a través de Fox Searchlight, sin embargo eso puede cambiar a partir de hoy.

Siempre tras una adquisición vienen los cambios y reestructuración, la reducción de gastos y personal, la imposición de las políticas del nuevo dueño, y es previsible que Disney podría modificar o eliminar proyectos que sean contrarios a sus intereses. Series como Los Simpsons, American Dad y Family Guy podrían ser canceladas dado su controvertido humor ácido, que Disney podría encontrar ofensivo hacia la audiencia, y no apto para niños, su principal consumidor. Asimismo franquicias como Alien, Predator, incluso los propios X-Men podrían alejarse del genero para adultos, para hacerlas mas comerciales y accesibles a todo público, pero afectando aquello que las distinguió.
Si te gusta este aporte, suscribete al tema, interactua y comenta, ponle estrellas al tema
Responder


Salto de foro:


Usuarios navegando en este tema: 1 invitado(s)